domingo, mayo 16, 2010

mil días

Hoy es 14 de mayo, puede parecer una simple fecha mas en el calendario del año, y para muchos así es.  Pero para nosotros como familia, es una fecha importante.  Es uno de esos hitos que uno no espera pero llega, siempre.

Hoy se cumplen exactamente 1000 días del nacimiento de nuestra hija Ana Valentina.  Son 2 años, 9 meses y 26 días de vida de la niña más hermosa del mundo y sus alrededores.

Han sido mil días hermosos, con mucha risa, muchos juegos, mucha alegría, a veces esos días se empañan con lágrimas, dolor y sufrimiento, tanto por parte de ella como de nosotros, pero de eso se trata la vida, no? La idea es que al final el balance general dé mas días positivos que tristes.

No quiero repetir la historia que ya he contado, pero en estos mil días hemos visto crecer a esta preciosura de niña, desde una bebecita de 4.1 kilos a los 15 que pesa hoy, desde sus 53 centímetros iniciales a poco mas de un metro en la actualidad.  Desde la lactancia materna a comer de todo, claro cuando se le antoja, ya dejó los pañales, ya va a la escuela y reconoce los colores y las partes de la cara, ya habla mucho mas, pero mucho mas y duerme poco, como ha sido toda su historia.

Es imposible narrar en este pequeño espacio digital cada uno de los días que hemos vivido con Anita, pero cada uno de ellos lo tenemos guardado en la parte más especial de nuestra memoria y de nuestros corazones.  Ana es la luz que ilumina incluso los días más oscuros, ella es esa guía que le da sentido al futuro, es ese rayo de esperanza de que el país, el mundo y el universo puede ser mejor, y que nosotros debemos ayudar a construirlo.  Pero es también esa idea de que su sola presencia hace de este mundo un sitio más vivible, un lugar donde no hay espacio para el peligro, el llanto o la desesperanza.  Ana es esa parte de nuestra vida que le da ese sentido especial a su propio significado.  Ana es la niña más hermosa del mundo y es nuestro deseo que siempre sea la niña más feliz que ella pueda ser, y que nosotros podamos ayudarla a eso.

Feliz día Ana Valentina, que estos mil días sean la primera parte de tu vida y que se multipliquen muchas veces y que cada vez que festejes mil días, te sientas cada vez más feliz, más alegre, más segura y más querida por tus padres, familiares y amigos.  Ten la confianza de que hacemos lo mejor que podemos por ti.

Para alguno puede sonar tonto celebrar los mil días de alguien, pero para nosotros este será un día especial, como lo es cada uno de los días de su vida.  Seguramente mañana celebraremos tu cumpledías miluno…

Te amamos muchísimo hija preciosa, que siempre seas feliz, con mucha salud y que cumplas todos los días del mundo

Mami, papi y Noopy 

1 comentario:

alvaro Locx dijo...

Amemos a Ana si hace tanto bien.